INFORMACIÓN

Información sobre el hígado y las funciones que cumple, las enfermedades, agudas y crónicas, que pueden afectarle, las pruebas diagnósticas y de seguimiento que se hacen a las personas que tienen una enfermedad hepática (o se sospecha que pueden tenerla), evolución de las hepatopatías crónicas, etc.

Ésta información está elaborada por profesionales sanitarios con amplia experiencia en la hepatología, y no está pensada para diagnosticar una enfermedad a partir de sus síntomas ni para ayudar a tomar decisiones sobre un tratamiento. La información del médico es insustituíble, ya que tiene en cuenta las características personales de cada paciente para aplicar la mejor estrategia terapéutica.


 

EL HÍGADO

El hígado realiza más de 500 funciones vitales en nuestro organismo, lo que lo convierte en un órgano imprescindible. Esto significa que, así como se puede hacer diálisis a una persona con problemas de función renal o se puede instalar un marcapasos a alguien cuyo ritmo cardíaco no actúa de manera regular, la única manera de remplazar la función hepática es mediante un trasplante de hígado.

Haga click en la imagen para acceder a información sobre las funciones hepáticas, sus principales causas de enfermedad, los síntomas de la hepatopatía y como convivir con una enfermedad del hígado.

HEPATITIS VIRALES

Las hepatitis virales se describen con las 5 primeras letras del abecedario: A, B, C, D, E. Las hepatitis A y E son agudas: duran menos de 6 meses y no suelen presentar complicaciones destacables. Las hepatitis B, C y D pueden ser crónicas -durar más de 6 meses- si no se tratan antes de forma eficaz, y son las que pueden tener complicaciones a largo plazo, como la cirrosis hepática o el cáncer de hígado.

HEPATITIS A

HEPATITIS B

HEPATITIS C

HEPATITIS D

HEPATITIS E

OTRAS CAUSAS DE ENFERMEDAD HEPÁTICA

Además de los virus la enfermedad hepática puede estar provocada por otras causas, entre las que se encuentran el alcohol, la acumulación de grasa, el consumo excesivo de medicamentos o condiciones metabólicas como la acumulación de hierro (hemocromatosis) o de cobre (Enfermedad de Wilson).

EXCESO DE ALCOHOL

HEPATITIS AUTOINMUNE

HÍGADO GRASO NO ALCOHÓLICO

ENFERMEDADES METABÓLICAS

EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD HEPÁTICA CRÓNICA

Si la enfermedad hepática crónica no llega a curarse su curso evolutivo es el mismo, cualquiera que sea la causa. El hígado empieza un proceso de fibrosis que, posteriormente, puede evolucionar a cirrosis hepática. Algunos pacientes con cirrosis llegarán a desarrollar un hepatocarcinoma (cáncer de hígado). A la larga los daños hepáticos graves requieren que el paciente se someta a un trasplante.

FIBROSIS HEPÁTICA

CIRROSIS HEPÁTICA

CÁNCER DE HÍGADO

TRASPLANTE HEPÁTICO