Hepatitis fulminante

¿Qué es la hepatitis fulminante?

La hepatitis fulminante (o fallo hepático fulminante) es la enfermedad hepática aguda que se produce de forma súbita. Obliga a una intervención médica de emergencia, generalmente un trasplante hepático. Se llama fulminante dado su rápido avance: sin tratamiento no permite seguir viviendo más allá de dos semanas, a pesar de que pueden ser sólo unas horas.

La hepatitis fulminante es una enfermedad poco frecuente. En España se producen 1,4 casos por millón de personas cada año, según cientificos del CiberEHD.

Lo que se produce en el hígado bajo esta condición es una necrosis masiva (muerte de células). Debemos tener en cuenta que el hígado realiza más de 500 funciones vitales, relacionadas con la alimentación, la producción de hormonas, la síntesis de proteínas y las defensas del cuerpo. Para poder hacerlas necesita encontrarse en buen estado.

Además el hígado es un órgano cuyas funciones son insustituíbles: así como una persona con un fallo renal puede someterse a diálisis, o existen marcapasos para regular el ritmo cardíaco que no funciona de forma natural, el hígado sólo puede ser remplazado por otro hígado. De aquí que el trasplante sea el tratamiento de elección para la hepatitis fulminante.

Causas de la hepatitis fulminante

En la mayoría de las ocasiones la causa es desconocida. Pero de las causas que se conocen las más comunes son las siguientes:

Oronja verde hepatitis fulminante - ONAH
Oronja verde (Amanita Phalloides)
  • Virus o infecciones. En casos raros los virus de Hepatitis A, B, o D pueden provocar esta reacción. También virus de otras enfermedades, como el Epstein-Barr (de la mononucleosis infecciosa) o el de la varicela.
  • Medicamentos: antiinflamatorios, antibióticos, antituberculosos y algunos anestésicos. Los daños en estos casos suelen producirse en casos excepcionales, o cuando toman en exceso. Habitualmente el beneficio que se obtiene de ellos supera con creces sus riesgos. El médico le explicará cómo tomarlos y si existe alguna causa que contraindique su uso.
  • Productos tóxicos: Existe una seta llamada oronja verde (amanita phalloides en su denominación en latín) que se encuentra en nuestro país. Es una de las setas más tóxicas que existen, y una causa de hepatitis fulminante. También puede hacerlo algunos disolventes industriales.
  • Otras causas, como Isquemia (falta de riego sanguíneo), golpe de calor, procesos autoinmunes…

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis fulminante?

Sus síntomas más destacados aparecen en ausencia de enfermedad hepática previa o, si la hay, no guarda relación con la hepatitis fulminante. Esto la convierte en una situación muy difícil de prevenir. Estos son los síntomas más destacados, aunque los principales son los dos primeros:

  • Ictericia: (coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos por una mala eliminación de la bilirrubina).
  • Encefalopatía hepática: (un trastorno psiquiátrico que cursa con alteraciones del pensamiento, del sueño y de la conducta).
  • Ascitis: (acumulación de líquido en el vientre).
  • Manifestaciones extrahepáticas (fuera del hígado) como edema cerebral, que es una acumulación de agua en el cerebro. También pueden presentarse hemorragias. Otra manifestación es la insuficiencia renal: una incapacidad de los riñones de filtrar la sangre y eliminar las impurezas.

Tratamiento de la hepatitis fulminante

El tratamiento se orienta a eliminar las causas que la han provocado. Existen tratamiento específicos según la causa que haya provocado la hepatitis fulminante. A modo de ejemplo, si la causa es una intoxicación por setas se puede administrar carbón activado o penicilina.

Trasplante hepático por hepatitis fulminante - ONAHAdemás de controlar los signos y síntomas, si el estado de salud es grave el tratamiento de elección es el trasplante hepático urgente. Éste procedimiento consiste en una intervención quirúrgica por la que se sustituye el hígado dañado por un hígado sano o una porción de éste procedente de un donante.

A menudo la esperanza de vida en estas situaciones es de unas horas o muy pocos días. Dada la urgencia que supone la hepatitis fulminante el paciente entra directamente en las primeras posiciones de la lista de espera.

¿Se puede prevenir?

La mejor forma de prevención es evitar todas las causas de hepatitis. Ya hemos dicho que una característica de la hepatitis fulminante es la ausencia de enfermedad del hígado previas, pero las mismas causas de estas enfermedades son las que pueden explicar la hepatitus fulminante. Por lo tanto se puede prevenir vacunándose contra la Hepatitis A y la Hepatitis B, moderando el consumo de alcohol, no comiendo setas venenosas, evitando la exposición a sustancias tóxicas, etc.

Las únicas causas de enfermedad hepática que no se han descrito también como causa de hepatitis fulminante son los virus de Hepatitis C y de Hepatitis E.

Se espera que en el futuro podamos contar con procedimientos de sustitución de las funciones hepáticas: teconologías que ayuden a sustituir las tareas que el hígado no pueda realizar. Así aumentará el margen de tiempo para encontrar un donante de hígado una vez se haya diagnosticado la patología.

5 comentarios en “Hepatitis fulminante

  1. Lamentablemente un pequeño de 11 años tiene este padecimiento y lleva 5 días con el diagnóstico, si alguien conoce o sabe de una donación por favor contactar al “Hospital para el Niño”. Esta ubicado en Toluca, capital de la Ciudad de México.
    El nombre del niño es Emmanuel Romero Guerrero.

  2. Acabo de perder una sobrina de solo 9 años q padeció una hepatitis fulminante.. No sé cuales fueron las causa q la enfermo pero solo estuvo internada una semana a la espera de un trasplante de hígado..

    • Hola Carina,

      lamentamos muchísimo leer esto. Sabemos que nada de lo que podamos decir ahora servirá para aliviar su pena. Desgraciadamente el plazo para curar a una persona con hepatitis fulminante es muy breve y, si no se encuentra rápidamente un donante, no se puede llegar a salvar la vida de la persona enferma. Desde ONAH trasladamos un abrazo a toda su família y amigos.

Deja un comentario